Evitar realizar movimientos de ganado mientras haya ceniza en suspensión

DIARIO RÍO NEGRO: La Región Sur tuvo ayer una jornada de pleno sol y sin presencia de viento, situación que levantó un poco el ánimo de los productores que aún tienen muy presentes los nocivos efectos de la ceniza del Puyehue y se resisten a vivir una situación similar ante la erupción del volcán Calbuco.

Luego de que este volcán entrara en erupción y se observara la presencia de ceniza volcánica en la zona, las esperanzas de los campesinos parecían esfumarse. El temor y la desazón se apoderaron de los productores que temen padecer las consecuencias que dejó la ceniza volcánica en el 2011. Los efectos de la intensa sequía de ocho años fueron agravados en magnitud por la caída de cenizas a partir de las erupciones de los volcanes Chaitén y, principalmente, Puyehue. Tal es así que de contar con aproximadamente 2.500.000 de cabezas ovinas y caprinas antes del inicio del período de sequía, el stock regional decayó a 1.850.000 al principio y a menos de la mitad en la actualidad. Asimismo, han quedado marginados del sistema aproximadamente el 30% de los productores.

Pero, en esta oportunidad, todo hace suponer que esta situación no se repetirá. Hoy el escenario es distinto. Después de las lluvias del año pasado y la falta de animales, los campos han recuperado la capacidad forrajera. Además la nube del volcán se ha dispersado y la caída de ceniza no fue tanta como cuando erupcionó el Puyehue. “Soy optimista y creo que, por cómo se están dando las cosas hasta ahora, no va a suceder lo mismo”, sostuvo el director de Ganadería de Río Negro, Tabaré Bassi.

El funcionario admitió que si el comportamiento del volcán Calbuco se torna más complejo y los vientos trasladan el material volcánico para territorio argentino, más concretamente hacia la Región Sur, lógicamente la situación agropecuaria se verá muy afectada.

En Neuquén, la Sociedad Rural recomendó a los ganaderos que eviten realizar movimiento de ganado mientras exista polvo en suspensión. El presidente de la entidad, Martín Zimmermann , indicó que “no es mucho más lo que se puede hacer” y lamentó que los sitios de crianza de animales se encuentren cubiertos de ceniza.

“Hablé con productores de los departamentos Los Lagos, Lácar, Huilliches, Collón Cura, Aluminé y Catán Lil y detectamos que la zona de caída de ceniza es mucho más grande que la vez anterior, con menos ceniza”, dijo Zimmermann en diálogo con LU5.

Fernando Sanchez