Gran cantidad de casos de furtivismo y abigeatos en el sur de Neuquén

Los productores de la zona sur neuquina están desalentados. La cantidad de casos de furtivismo y abigeatos han crecido considerablemente durante la cuarentena, al tiempo que disminuyeron drásticamente los controles sobre este tema, pues las fuerzas de seguridad están abocadas a realizarlos sobre la circulación de gente, por temas vinculados al coronavirus. Los delincuentes no sólo perjudican a la producción de la región sino que ponen en riesgo la salud de la población.

Este fin de semana ocurrió un nuevo hecho en cercanías de Junín de los Andes. Con un arma de grueso calibre, desde la ruta, le dispararon a una vaca preñada que estaba pastando en un cuadro de la Estancia Los Peucos. Los delincuentes comenzaron a despostar ahí mismo al animal, y habrían sido vistos, porque decidieron huir del lugar llevándose un cuarto del vacuno, dejando el resto, incluido el feto del animal nonato, a la vera de la ruta.

Sólo en Los Peucos, en lo que va de la cuarentena, mataron de manera furtiva a unos 13 ciervos y 5 vacunos. Los faenan allí, bajo ninguna norma de sanidad, y luego ofrecen la carne a la venta, incluso utilizando para ello las redes sociales.

Pero sucede que este animal faenado de forma irregular había recibido todo el tratamiento sanitario recientemente, previo al invierno. Y los productos veterinarios aplicados requieren de un tiempo de carencia antes de que el animal pueda ser faenado y su carne consumida. Si a esto sumamos toda la irregularidad de una matanza así, el acarreo de la carne por la tierra, la contaminación cruzada y su traslado en estas condiciones, se genera un altísimo riesgo sanitario a quienes puedan consumirlo

Desde la Sociedad Rural del Neuquén expresaron: “Los productores continuamos con los trabajos de nuestros ciclos productivos de forma normal, aún en cuarentena. Consideramos una falta de respeto y consideración que haya gente que, sin ningún escrúpulo, atente contra nuestro trabajo y el de todo el personal de campo. No hay acción de la justicia, siendo tan sencillo dar con estos actores, que hasta por Facebook con nombre y apellido, venden de forma irregular. Desde los municipios deben velar por la inocuidad de lo que la población consume, bajo la supervisión y control de las áreas de bromatología”.

El abigeato y el furtivismo son dos delitos que han aumentado en forma significativa en estos tiempos. De esta manera, los delincuentes violan la cuarentena obligatoria y generan riesgos sanitarios a la población.

Fernando Sanchez