Crean un soporte para la ganadería que permite anticiparse a las sequías

La tecnología busca ser una aliada más para los productores ganaderos. Con este objetivo se desarrolla un proyecto que, mediante el uso combinado de imágenes satelitales y drones, aportará datos para obtener información anticipada sobre sequías y prospectiva forrajera. El mismo sistema permitirá además de obtener un registro de los pastizales del lugar.

“Tratamos de ver si la producción forrajera va a estar por encima o por debajo de lo que se necesita para alimentar al ganado. Contar con esa información a tiempo permite tomar decisiones para evitar costos mayores a futuro, como por ejemplo pérdidas productivas o mortandad animal”, señaló Marcos Easdale, director del proyecto.

El proyecto se presentó ante el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT) y se denominó “Sistema de Prospectiva forrajera para el manejo ganadero adaptativo frente a cambios ambientales en sistemas ganaderos extensivos en Neuquén”.

Fue avalada por la secretaría del COPADE como autoridad provincial de Ciencia y Tecnología y accederá próximamente a financiamiento parcial por intermedio de la línea Proyectos Federales de Innovación Productiva.

Cuando se finalice el proyecto se aspira poner en funcionamiento el sistema para saber la disponibilidad de pasturas y de alerta temprana, y se dictarán capacitaciones para difundir el uso de estas herramientas entre productores y técnicos.

Adelantarse al clima

La intención es anticiparse al impacto que tiene la sequía en la ganadería extensiva, aplicando un modelo que utiliza imágenes satelitales para ver qué está pasando actualmente en la producción forrajera de los campos y en función de eso adelantar qué podría pasar en los próximos cuatro meses.

En la EEA INTA Bariloche ya funciona un sistema que tiene un error por debajo del 3 por ciento entre lo que se predice y lo ocurre meses después en la realidad del terreno.

Pero el de Neuquén se complementaría con imágenes obtenidas por drones que recorrerían campos y estancias por lo que serán las primeras pruebas en la provincia. Su incorporación mejorará más la predicción porque las imágenes de drone tiene mayor resolución que las satelitales y por ende permitirá conocer mejor los recursos forrajeros que estarán disponibles.

Destacó que los drones al tener mayor resolución posibilitan “hacer una descripción completa de la vegetación en ese sitio que estamos monitoreando”.

“El punto base es un modelo que desarrollamos para usar la imagen satelital que nos brinda información sobre la productividad de los pastizales. Y permite describir la dinámica de los pastizales en un campo o en una región en los últimos 18 años”, detalló.

“Y la otra es que con esa información generamos un modelo que nos permite hacer una predicción de la productividad para los próximos 4 meses. Y hemos probado que de eso tenemos un error muy bajo”, mencionó el director del proyecto.

Eso permitiría al productor tomar decisiones: “Por ejemplo en un mallín o en una estepa saber cómo se va a comportar y cuántos animales puedo usar en ese mallín y saber su productividad y compararla con los otros años”.

Mencionó que entre otras cosas “ayuda a decidir la carga animal, destete precoz, suplementos y que usos hacerse de los cuadros del campo”.

A la vez ayudaría a productores trashumantes porque aportaría datos y proyecciones para la invernada y veranada.

 

Por Gabriel Dal Piva para el Diario Río Negro

Fernando Sanchez

Deja un comentario